Premio nacional de composición musical

Con la obra “Tríptico para flauta y banda” el profesor de la Facultad de Música de la UNAB, Rubén Darío Gómez Prada, ganó el “Premio nacional de música en composición para banda sinfónica e instrumento solista”.

 

El profesor de la Facultad de Música de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), Rubén Darío Gómez Prada, ganó el miércoles 29 de agosto el “Premio nacional de música en composición” que otorga el Ministerio de Cultura.

 

La distinción, consistente en $40 millones de pesos, forma parte del Programa Nacional de Estímulos a la Creación y la Investigación que anualmente convoca esa cartera y que otorga reconocimientos en dinero en efectivo, becas, pasantías y residencias artísticas a los ganadores en las modalidades convocadas.

 

“Tríptico para flauta y banda” es la obra con la que participó Gómez Prada en la categoría “Premio nacional de música en composición para banda sinfónica e instrumento solista”, a la que también se presentaron 16 trabajos más de compositores colombianos, quienes tenían la misión de enviar una pieza inédita, original, con una duración mínima de diez minutos y máxima de 20, para lo cual contaron con tres meses de trabajo (entre febrero y abril, periodo que duró abierta la convocatoria).

 

“Mi composición dura 14 minutos con 30 segundos. El concurso nos exigía enviar las partituras del director, las de los músicos, una grabación de referencia para el jurado y de ahí se escogieron los dos finalistas. En la primera semana de agosto recibí la noticia de que estaba entre los finalistas. Para la decisión final había que montar la obra y lo hice con la banda de Funza (Cundinamarca) que dirige mi amigo Óscar Chunza, y la parte solista estuvo a cargo de la estudiante de flauta de la UNAB, Paola García Galvis; la sustentamos frente al jurado el jueves 23 de agosto en Bogotá, y el miércoles 29 salió la Resolución del Ministerio diciendo que yo había ganado”.

 

El segundo puesto, que recibió mención de honor, fue para el músico bogotano residente en Estados Unidos, Harold Fidel Gutiérrez Hoyos, con “Alboroque para clarinete solista y banda sinfónica”.

 

El jurado lo integraron Blanca Cecilia Espinosa Arango, directora de orquestas y coros de la Universidad Eafit de Medellín; Miguel Ángel Casas Barreto, director de bandas, y el compositor y director español, José Rafael Pascual Vilaplana.

 

“Es el premio más grande que me he ganado; eso sí es un estímulo a la composición, pues los otros premios que hay en el país no superan los dos o tres millones de pesos. El premio exige el compromiso de invertir parte de ese dinero para grabar la obra con una banda completa y debo hacer una edición profesional de la partitura para que sea colgada en la página web del Ministerio ‘Banco Virtual de Partituras’ para que las personas en cualquier parte del mundo puedan descargarla gratuitamente”, sostuvo el músico.

 

Describe su obra como un “recorrido por la historia musical del país”. “Como su nombre lo indica es una creación de tres partes: ‘Encuentros’, ‘Contradicciones’ y ‘Perspectivas’. Es un recorrido por los aires de Colombia. La flauta regularmente ha estado asociada con la música erudita europea y en nuestro entorno con la música andina (pasillos y bambucos), pero curiosamente de lo que menos tiene la obra es de esos ritmos, porque exploro otros como el fandango, currulao, puya, guabina y cumbia, por eso hablo de encuentro, contradicciones y perspectivas, o sea, por qué no vislumbrar un repertorio para instrumentos solistas saliéndonos de los estándares que a veces plantean ciertos instrumentos”.

 

Y agregó: “Con la obra busco dos cosas: que el oyente que esté aferrado a los ritmos nuestros los sienta como tales, pero a la vez aprecie un lenguaje un tanto atonal, contemporáneo, con armonías internacionales, y por otro lado, al oyente erudito, que siempre está buscando esos lenguajes extraños, los encuentre ahí, pero subliminalmente aprecie la cumbia, el porro, la guabina, etc. Unos y otros reciben lo que no oyen diariamente”.

 

Sostuvo que el premio, “supera todos los galardones anteriores, porque para un compositor es el más importante del país. Para la Universidad es validar el hecho de permitir que los docentes hagan su trabajo con libertad, porque algo característico de la UNAB es que uno puede hacer su trabajo de manera autónoma y consciente de qué es lo que quiero darles a los alumnos; también es una motivación a todos los compositores para que abran los ojos y aprovechen estas oportunidades para mostrar su talento”.

 

Gómez Prada es licenciado en Música de la UIS y desde 1997 pertenece al Programa de Bandas del Ministerio de Cultura. Es el fundador de la academia musical “Mochila Cantora”, con la que ha ganado premios nacionales e internacionales. En 2003 se vinculó como docente a la Facultad de Música de la UNAB, es el creador y director de la Banda de Vientos de la Universidad, y actualmente funge como director invitado de la Orquesta Sinfónica UNAB.

 

En 2004 fundó “Septófono”, agrupación vocal-musical ganadora de los más importantes premios del país, como el Festival Hato Viejo Cotrafa y el “Mono Núñez”. También ha sido el gestor de otros proyectos musicales como “Aguafresca” y el dúo de jazz “Rubén y David”.

 

 

Tomado de: http://wlserver.unab.edu.co/portal/page/portal/UNAB/Actualidad-UNAB/Desarrollo?codigonoticia=152&envia=FMUS

Publica:

FACULTAD DE MÚSICA

Mayor Información: (57 7) 6436111 – 198

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>